Abanto-Zierbena instala su primer cargador para vehículos eléctricos

El Consistorio apuesta por un municipio cada vez más sostenible
El Consistorio apuesta por un municipio cada vez más sostenible
El aparato, colocado en la trasera del Ayuntamiento, está destinado a coches de la flota municipal y el Ayuntamiento apuesta por instalar próximamente más cargadores al servicio de los vecinos
Abanto-Zierbena instala su primer cargador para vehículos eléctricos

Abanto-Zierbena cuenta ya con su primer cargador municipal de recarga rápida para vehículos eléctricos, un aparato instalado en el mismo consistorio minero. Es válido para vehículos eléctricos e híbridos enchufables, con posibilidad de suministrar corriente eléctrica en alterna a dos vehículos simultáneamente con una potencia total de 44 Kw. Dicha potencia de carga total se gestionará de manera inteligente por parte del propio cargador, de forma que será variable para cada vehículo, en función de la necesidad de cada uno de ellos, en cada momento.

“Se trata de hacer fácil todo el proceso de carga para que la gente que vaya adquiriendo coches eléctricos. Abanto-Zierbena se suma con estas actuaciones a los objetivos de descarbonización fijados por la Unión Europea, apostando por la movilidad sostenible”, indica la alcaldesa, Maite Etxebarria.  

El concejal de Servicios y Policía Local, Jon Cuesta,  considera que la “conversión de la flota municipal a la movilidad eléctrica es un objetivo a medio plazo que se va a ir cumpliendo. Es fundamental la implicación institucional para potenciar el uso de coches que funcionen con energías alternativas”.

El Ayuntamiento ha decidido dar un paso al frente y apostar por la instalación, próximamente, de más cargadores eléctricos al servicio de los vecinos en distintos puntos del municipio, de forma que se disponga de cierta previsión para, en un futuro no muy lejano, tener más vehículos eléctricos en el municipio. “Un paso firme hacia un municipio más sostenible, respetuoso con el entorno y que reduzca las emisiones para una movilidad verde”, informa el concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Roberto Galíndez.

La instalación del cargador eléctrico ha supuesto una inversión municipal de 8.000 euros, de los cuales, una parte será susceptible de subvención por parte del Ente Vasco de la Energía.

Igualmente, el Ayuntamiento ha adquirido en régimen de renting el primer vehículo eléctrico para la Policía Municipal. La adquisición ha sido por un periodo de cuatro años y el coste es de 20.000 euros anuales. El vehículo es un ‘todo terreno’ y está preparado para movilizarse en zona urbana y rural en valles y montes vecinales, con todo el equipamiento necesario para su utilización por parte del departamento de Seguridad Ciudadana, incluida la dotación de desfibrilador.

Por otra parte, el Ayuntamiento está elaborando la inclusión de mayores bonificaciones fiscales para vehículos eléctricos e híbridos del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.

Abanto-Zierbena instala su primer cargador para vehículos eléctricos